jueves, 5 de abril de 2012

DEPENDE...

          ¿De qué dependen las cosas?, si así en general...poniéndonos a pensar, la vida es muy relativa...a veces vemos el vaso medio lleno y sin embargo en otras medio vacío, siendo curiosamente idéntica la cantidad de líquido que puede contener.
 
         En ocasiones por algún extraño motivo, situación o circunstancia nos venimos abajo animicamente y sin embargo muchas otras veces, estando nuestro alrededor en iguales condiciones nos encontramos la mar de bien...esto a qué se debe?? poniéndome como mal ejemplo, soy mucho de eso, no sé si tendrá un componente hormonal, algo tengo por ahí descontroladiyo, o a un componente podríamos llamarlo "acostumbrativo", si, a que te acostumbras a las circunstancias y a días puedes cargártelas a la espalda y comerte la vida a boca llena.
 
          Sea como fuere...creo que nunca sabes cómo vas a responder ante las circunstancias hasta que éstas no llegan. Por mucho que digas yo no, yo así, quiero esto y esto otro no...el perejil nos puede creces y bien grande en la frente, dándonos cuenta de que no somos tan radicales, impenetrables y férricas. Sin embargo cuando nos ocurre algo malo y trágico de verdad, no tonterías amoriles, que por mucho que nos duelan...se quedan a la altura de la suela de los zapatos de PROBLEMONES ante los cuales te sientas, los miras y yo sinceramente lloro, y mucho, me vengo abajo lo intento asimilar y llegar al segundo paso...intentar estar a la altura de la persona que sufre el problema, aunque por dentro me parta en dos al escucharla hablar con ese ánimo, esa esperanza; hay que ser fuerte, muy fuerte porque una persona así no se merece menos.
 
          Justamente anoche recibí una muy trágica noticia, una gran amiga de la familia, que es mucho más familia que otros...ha sido diagnosticada de un tumor cerebral, estamos todos desechos menos ella, es increíble ver con la entereza que habla, ella nos transmite ánimo a los demás...  En ocasiones así, en las que ves la vida de alguien muy allegado truncada es cuando dices ves...si es que somos tontos, no disfrutamos de la vida, estamos sólo pensando en miles de cosas sin pensar en que en un momento todas ellas pueden pasar a un segundo plano en un abrir y cerrar de ojos. Son acontecimientos que hacen pensar y mucho, marcando siempre un antes y un después en la vida, tanto de la enferma como de los alrededor. Espero que todo salga bien, y ese cambio podamos hacerlo todos en tu compañía Isa, porque te mereces ver muchas cosas que aún no has visto, mereces ser madrina de tus 3 hijos como tanto deseas, mereces disfrutar muchos años más de ese fabuloso marido que e hijos que tienes,mereces pasar muchos momentos en compañía de todos esos amigos que tienes que te quieren tanto, mereces cuidar a tus nietecitos...y en definitiva...mereces VIVIR.

5 comentarios:

Celia dijo...

Como tu dices tenéis que ser fuerte para ella como ella lo esta siento para vosotros.
Porque seguro que la procesión va por dentro.
Y la enfermedad por desgracia no se la podéis curar. Pero si la podéis hacer mucho mas llevadera con vuestro apoyo y cariño.
Espero que los supero pronto y que como tu dice tenga tiempo de disfrutar un tiempo mas de esta vida que nunca sabemos cuantos años dura.

Princesa Amarilla dijo...

Disfruta cada día como si fuese el último, porque los dias no vuelven.

Aliena dijo...

Mucho ánimo Xicuela y muchísima fuerza para Isa!!!

Muchas personas aprovechan que han superado obstáculos tan grandes como ese tipo de enfermedad, para de algún modo "renacer" y vivir de verdad a partir de ese momento.
No es que haya que agradecer que haya ocurrido esto y al ver peligrar tu vida adquieras la capacidad de exprimirla al 100% pero es lo que sucede en prácticamente todos los casos. Así que os deseo mucha fuerza a todos y en especial a ella (que continúe así porque parece que va por el buen camino). Curiosa la lección que nos da casi siempre el enfermo a los demás. Suelen ser ellos los que tiran del resto y no al revés...

Sí, da que pensar...

Muaks!

Sí es lo que parece dijo...

Algo así te hace relativizar los problemas y dar la importancia que merece a cada cosa, pero es normal que un pequeño problema para alguien sea un mundo si tenemos en cuenta que no ha sufrido nunca nada mas grave que lo que en ese momento le sucede.


Mucho animo y fuerza para Isa y para todos vosotros

Besos

Tequila Limon y Sal dijo...

Madre mía! Te mando todas mis fuerzas...
Yo en temas de salud poco me espanto ya, porque tengo una familia no demasiado sana, desde sobrinos pequeñitos enfermos desde que nacieron, hasta enfermedades crónicas... así que veo las enfermedades (y todos los demás problemas) con otros ojos.
Cuando falta la salud, te das cuenta de que todo lo demás no es demasiado importante.

Saludos!!

yapagalaluz.blogspot.com